viernes, 16 de junio de 2017

Cae el viejo pino piñonero de la Plaza de Fernando VI.


La tempranera ola de calor que se esta dando en estos últimos días de la primavera de 2017, ha tenido una víctima en San Fernando. 

La tormenta seca que produjo fuertes vientos producto de las altísimas temperaturas que padecemos, tumbó en la tarde noche de ayer jueves 15 de junio, el señero árbol que por tantos años y gracias a su gran porte, presidía nuestra céntrica "Plaza del Santo", sin que por suerte se hayan tenido que lamentar daños personales.

Era sin duda más que un árbol, era un referente para los sanfernandinos, el viejo pino piñonero de la plaza de Fernando VI, seguramente no fue plantado por nadie, creció allí, cuando la plaza, sin urbanizar, era una explanada circular con la estatua de Fernando VI en su centro, con algunos otros árboles dispersos, recuerdo de las hermosas alineaciones circulares de acacias y olmos que la cerraban en su perímetro plantadas en mejor época para el Real Sitio a mediados del siglo XIX, y del que partía el arbolado paseo de olmos que era la calle de La Huerta, del que es ejemplo el tramo del Paseo del mismo nombre hoy plantado de "Chopos"; o mejor dicho, "plátanos" en "La Huerta Grande".

La historia de este Real Sitio está fuertemente ligada a sus árboles, y este viejo pino de la Plaza del Santo, así popularmente conocida, ha formado parte del día a día de los que han vivido en San Fernando durante los últimos de 50 años, si no más... El viejo pino que hoy ha caído, era ya árbol de gran porte en la década de 1940... con él se va parte viva de nuestra historia colectiva.

Tristes años vive San Fernando, por la ruina inducida por el mal hacer de sus gobernantes de ayer, las limitaciones de los de hoy y las ambiciones ilegítimas por la forma en que se defienden de quienes aspiran a sustituirles... en medio de esa refriega el pueblo se desmejora, porque mantenerlo y aun mejorarlo es como remar contra corriente, que si se deja de remar no sólo no se avanza, sino que se retrocede, por tener también en contra la fuerza del paso del tiempo y los elementos, que ayer, echaron al suelo a nuestro singular pino.

Plano del Proyecto de nuevas plantaciones acometido a mediados del siglo XIX por Francisco Sangüesa director de arboledas y Plantaciones del Duque de Osuna para el embellecimiento de la plaza circular del Real Sitio de San Fernando, con ocasión de la ejecución del cual se colocó en el centro de la plaza la Estatua de Fernando VI, donada por S.M. La Reina Dña. Isabel II.


En el futuro habrá que abordar la reforma y reordenación de esta olvidada plaza, centro geométrico y simbólico de la trama urbana de nuestra ciudad, de manera respetuosa con la sensibilidad de los sanfernandinos de hoy, y lo que fue su traza histórica.